Sobre música, cine, literatura… ¿Me dejo algo que importe?

Archivo para octubre, 2011

Crazy, stupid, love

El otro día vi Con derecho a roce. Bueno, en realidad ya la había visto hace seis meses con otro título, Sin compromiso. Si tuviera que quedarme con una de las dos, diría que esta última era infumable, y la de Mila Kunis (también salía el de La red social, creo), solo detestable. Falsas comedias románticas modernas en las que, desde la primera secuencia, están hablando de cunnilingus y sexo anal, pero a la hora de la verdad siguen cubiertos por la misma sábana multicapa que se utilizaba en el cine de los años cincuenta. La única diferencia es que ahora se acuestan antes de estar casados.

Pero no quería hablar de esos dos bodrios, sino de Crazy, stupid, love, la película que me ha devuelto (un poco) la fe en el género romántico. Su estructura es parecida a la de Love actually, aunque tarda en revelarse como una película coral y es más sutil que aquella en perseguir sus objetivos. Pero lo consigue: los personajes caen bien y sus historias importan. Y es divertida. ¿Cuál fue la última comedia romántica que viste que realmente fuera cómica? Tiene además Crazy, stupid, love estupendos detalles de guión y puesta en escena. Y nadie desafina en el reparto, aunque Kevin Bacon se esté poniendo bastante grimoso con la pitopausia, pero su papel se lo permite.

No sumaría esta película a la lista de mis comedias románticas favoritas (Annie Hall, Cuando Harry encontró a Sally, Alta fidelidad, 500 días juntos), pero seguro que volveré a verla un par de veces en los próximos años, cuando la encuentre en algún canal a las cuatro de la tarde*. Más de lo que puedo decir de Con derecho a roce o Sin compromiso.

*Cuando me compre una tele…

Anuncios